Existe Dios? Existencia de Dios: preguntas, argumentos y testimonios

10Jul/110

Ultimas Preguntas: entrevista a don Luis de Moya

10Jul/110

Entrevista a don Luis de Moya en ‘Antena Aragón’ I

10Jul/110

Entrevista a don Luis de Moya en ‘Antena Aragón’ II

10Jul/110

Albert Einstein contra el ateísmo arrogante

El genial físico y matemático reconocía su fascinación por "la figura luminosa del Nazareno" y criticaba el fanatismo de ciertos ateos. (Publicado el 4 de mayo de 2007).
Einstein siempre criticó la arrogancia de muchos ateos y se mostró respetuoso con la Iglesia y la figura de Jesús.
ForumLibertas.com

El siglo XXI ha empezado con una moda literaria: los libros groseros de ateos arrogantes. Cuanto

10Jul/110

Testimonio de vocación: cómo y porqué me hice monja dominica

10Jul/110

Las monjas damos testimonio de que Dios existe

Las monjas dominicas con su vida de oración, de silencio y de entrega generosa, dan testimonio de que Dios existe, que Dios vive, que vale la pena seguirlo, que Dios plenifica y hace felices a los seres humanos. Escogen con plena libertad una forma de vida en la que se dedican al seguimiento exclusivo de Jesucristo y a la llegada de su reino.

Desde una vida “escondida en Dios” anuncian quien es el que llena por entero el corazón humano y lo rebosa.

Una monja dominica es una mujer que ama a Dios y le habla a Dios de la humanidad, alguien

10Jul/110

DIOS EXISTE. YO ME LO ENCONTRÉ

André Frossard nació en Francia en 1915. Como su padre, Ludovic-Oscar Frossard, fue diputado y ministro durante la III República y primer secretario general del Partido Comunista Francés, Frossard fue educado en un ateísmo total. Encontró la fe a los veinte años, de un modo sorprendente, en una capilla del Barrio Latino, en la que entró ateo y salió minutos más tarde católico, apostólico y romano".

El ateísmo en André Frossard y su posterior y repentina conversión se entienden un poco más contemplando su propia familia, como nos lo cuenta él mismo: "Eramos ateos perfectos, de esos que ni se preguntan por su ateísmo. Los últimos militantes anticlericales que todavía predicaban contra la religión en las reuniones públicas nos parecían patéticos y un poco ridículos, exactamente igual que lo serían unos historiadores esforzándose por refutar

10Jul/110

¡Dios existe!

Un barbero le decía a su cliente mientras le recortaba el pelo:
- Fíjese caballero que yo no creo que Dios exista, como usted dice.

- Pero, ¿por qué dice usted eso? -pregunta el cliente.

- Pues es muy fácil, basta con salir a la calle para darse cuenta de que Dios no existe. O... dígame, ¿acaso si Dios existiera, habría tantos enfermos? ¿Habría niños abandonados? Si Dios existiera, no habría sufrimiento ni tanto dolor para la humanidad. Yo no puedo pensar que exista un Dios que permita todas estas cosas.

El cliente se quedó pensando un momento, pero no quiso responder para evitar una discusión. El barbero

10Jul/110

Por que creer en Dios

Un compañero no cree en Dios. Dice que si le puedo probar la existencia de Dios, aceptaría. ¿Qué puedo hacer para convencerle?

RESPUESTA: Habría que ver que entiende tu compañero por "pruebas". No se puede probar la existencia de Dios por medios empíricos porque Dios, como el amor y todo lo espiritual, no se puede limitar a lo material. Sin embargo, el mundo material si nos da rañones para creer.

San Anselmo y otros Padres de la Iglesia desarrollaron contundentes argumentos probando la existencia de Dios. Más tarde estas pruebas fueron perfeccionadas por Santo Tomás de Aquino. Por la rañón podemos, por ejemplo, entender que no existe efecto sin causa. La causa de todo es Dios. El es la primera causa. "y que todos llaman Dios" (S. Tomás de A., s. th. 1,2,3). El no depende de nada ya que, diferente a lo creado, Dios no

10Jul/110

Dr. FRANCIS COLLINS. Director del proyecto Genoma Humano

"Soy Científico y creyente. No encuentro conflicto entre estas dos visiones del mundo".
Su libro mas reciente: "El Lenguaje de Dios": Un científico presenta evidencia para creer.

Fuente: CNN, traducción al español del Padre Jordi Rivero, 2007

Como director del Proyecto Genoma Humano (Human Genome Project), he dirigido un consorcio de científicos en la lectura de 3.1 billones de cartas del genoma humano, nuestro libro de instrucciones del ADN. Como creyente, yo veo el ADN, la molécula de información de todas las cosas vivas, como el lenguaje de Dios y la elegancia y complejidad de nuestros propios cuerpos y del resto de la naturaleza, como una reflexión sobre el plan de Dios.

Yo no siempre acogí estas perspectivas. Como estudiante graduado de química física en la década de los 70, yo era un ateo, no encontrando razón para postular la existencia de ninguna verdad fuera de las matemáticas, la física y la química. Pero entonces fui a la escuela de medicina y junto al lecho de mis pacientes encontraba casos de vida o muerte. En una ocasión, retado por uno de esos pacientes que me preguntó: "¿Que cree usted doctor?", comencé a buscar respuestas.

Tuve que admitir que la ciencia que yo tanto amaba era incapaz de contestar preguntas tales como: "¿Cual es el sentido de la vida?", "¿Por que estoy aquí?", "En fin, por que funciona la matemática?", "Si el universo tuvo un comienzo, ¿Quien lo creó?", "¿Por que las constantes físicas en el universo están tan finamente ajustadas para permitir la posibilidad de formas de vida complejas?", "¿Por que los humanos tienen sentido moral?", "¿Que ocurre cuando morimos?"

Siempre había asumido que la fe estaba basada en argumentos puramente emocionales e irracionales y quedé asombrado al descubrir, al principio en los escritos del profesor de Oxford C.S. Lewis y después en otras fuentes, que uno podía edificar un caso muy sólido a favor de la posibilidad de la existencia de Dios en fundamentos puramente racionales. Mi anterior afirmación atea: "Yo se que no existe Dios" surgió como la menos defendible. Como dice el escritor inglés G.K. Chesterton en su famosa frase: "El ateismo es el mas atrevido de los dogmas, porque es la afirmación de un negativo universal"

Pero la sola razón no puede probar la existencia de Dios. La fe es razón y revelación. El componente revelación requiere que uno piense con el espíritu y también con la mente. Tienes que escuchar música, no solo leer notas en un papel. Al final hace falta un salto de fe.

Para mi ese salto ocurrió cuando tenía 27 años. Después de que una búsqueda para aprender mas sobre el carácter de Dios me llevó a la persona de Jesucristo. He aquí una persona sobre cuya vida existe evidencia histórica extraordinaria, que hizo declaraciones asombrosas sobre el amor al prójimo y cuyas afirmaciones de ser hijo de Dios parecían exigir una decisión sobre si estaba loco o era la verdad. Después de resistir por casi dos años, encontré que me era imposible vivir en tal estado de incertidumbre y me hice seguidor de Jesús.

Así que algunos me han preguntado, ¿no explota tu mente? Puedes buscar entendimiento sobre como funciona la vida utilizando las herramientas de genética y biología molecular y también dar culto a Dios creador? ¿No son la evolución y la fe en Dios creador incompatibles? ¿Puede un científico creer en milagros como la resurrección? En realidad no encuentro conflicto en esto y aparentemente tampoco lo encuentran el 40% de los científicos que trabajan y declaran ser creyentes.

Sí, la evolución por descendencia de un ancestro común es claramente cierta. Si quedaba alguna duda sobre la evidencia de los fósiles, el estudio del ADN provee la prueba mas fuerte posible de nuestra relación a todos los otros seres vivientes. ¿Pero, por que no puede este ser el plan de Dios para la creación? Cierto, esto es incompatible con la interpretación ultra-lilteral del Génesis, pero mucho antes de Darwin habían muchos intérpretes pensadores, como San Agustín, que encontraban imposible estar exactamente seguros sobre el significado de esa asombrosa historia de la creación. De modo que atarse a una interpretación literal frente a la convincente evidencia científica que indica la vejez de la Tierra y la relación entre los seres vivos por medio de la evolución no perece ser sabio ni necesario para el creyente.

Yo he encontrado que hay una maravillosa armonía en las verdades complementarias de la ciencia y la fe. El Dios de la Biblia es también el Dios del genoma. A Dios se le puede encontrar en la catedral o en el laboratorio. Investigando la majestuosa y asombrosa creación de Dios, la ciencia puede en efecto ser un medio para adorar a Dios.