Existe Dios? Existencia de Dios: preguntas, argumentos y testimonios

9Jul/110

El fracaso del ateísmo para explicar la moralidad

Por Matt Slick

El ateísmo como una visión del mundo está intelectualmente en bancarrota y lleno además de problemas filosóficos. En el siguiente artículo y video, vamos a observar la incapacidad desde del punto de vista del ateísmo para explicar la moralidad objetiva.

Primero, necesito aclarar que los ateos pueden ser moralmente buenos y aún, pueden ser personas de integridad. Pero éste no es el tema. El hecho de tener una buena moral no significa que Usted tenga objetivos morales. La buena moral de un ateo podría ser consistente sólo en forma coincidencial con objetivos morales verdaderos en donde para otro ateo este mismo concepto sería totalmente diferente u opuesto.

La moral objetiva está basada en lo externo de la persona. La moral subjetiva es aquella que depende de Usted, de su situación, de su cultura y sus preferencias. La moral subjetiva cambia, puede ser contradictoria y varía de persona a persona. Esto es lo mejor que el ateísmo tiene para ofrecernos como punto de vista del mundo acerca de la moral.

Piense en lo siguiente: en el ateísmo, no existe un concepto moral de lo que es correcto e incorrecto. No existe una moral del “deber hacer” y del “no deber hacer”. ¿Por qué? Porque cuando Usted quita a Dios, está quitando el estándar por el cual se establece la verdadera moral objetiva. En palabras sencillas: en el ateísmo la moral estará siempre en juego.

Desde un punto de vista ateo acerca del mundo como el mentir, el engañar y el robar no son ni correctos ni incorrectos. Existen fenómenos a los cuales si el ateo decide, se pueden asignar y determinar los valores morales. El ateo podría decirnos que todos deberíamos ayudar a que la sociedad funcione apropiadamente y que en general no beneficia a la sociedad como un todo el mentir, el engañar y el robar; pero éste, es un razonamiento débil, meramente intelectual.

Déjeme explicarle por qué. ¿Qué pasaría si hubiera una catástrofe económica global y que la agitación social fuera tal que el robar a las personas a punta de pistola para obtener comida se convirtiera en algo común? El robo entonces, sería una norma social. ¿Estaría esta norma equivocada? Si Usted afirma que no, estaría afirmando que la ética va de acuerdo con la situación y no podría entonces quejarse cuando ésta―la norma―fuera usada a la conveniencia del capricho de alguien más y Usted fuera robado a punta de pistola. Claro está, que esto llevaría a la anarquía.

Si Usted dice que tal clase robo no está bien, entonces, ¿por qué está mal? Si su opinión es que está mal, es lo correcto pensar así, pero las opiniones no hacen estándares éticos. Si Usted dice que está mal, sólo porque está mal, entonces, está evitando responder la pregunta. Además, esto significaría que habría un estándar moral fuera de Usted al cuál responder y esto implicaría un Dador de la Ley Moral.

De todas formas, algunos ateos sostienen que el mejor sistema moral es aquel que trae la más grande felicidad, la menos cantidad de sufrimiento y la más grande libertad para tantas personas como se pueda. Este es un buen sentimiento, pero desafortunadamente no funciona. Tomemos como ejemplo la esclavitud. La más grande felicidad para el mayor número de personas significó que una minoría de personas tuviera que sufrir en esclavitud. De esta forma, la más grande cantidad de libertad está asegurada pero sólo para una mayoría. Pero si el ateo dice que está equivocado esclavizar a la minoría para beneficiar a la mayoría, entonces, ¿por qué es equivocado? ¿Por que él lo dice? Si dice que está equivocado porque la minoría está sufriendo, entonces, ¿por qué el sufrir es equivocado? Esto no puede ser placentero; no puede ser correcto. Pero desde el punto de vista de un ateo, ¿por qué es moralmente equivocado oprimir a la minoría para beneficiar a la mayoría? El ateísmo no nos puede ayudar aquí ya que no es su tarea el suministrar respuestas sólidas.

Permítame reiterar diciendo que el ateismo ofrece un sistema moral subjetivo el cual se basa en la experiencia, condiciones y razón humana. Debido a su propia naturaleza, tal evaluación moral es relativa, peligrosa, cambiante, contradictoria en sí y puede llevar a la anarquía. La moral verdadera no es simplemente una colección de conceptos que están de acuerdo entre sí porque ayude a detener a la persona con la pistola para que no se lleve su comida. Hay mucho más y la Biblia nos ofrece ese más.

Nos ofrece un grupo objetivo en cuanto a la moral: no mentir, no robar, no cometer adulterio, no levantar falso testimonio, etc. Estas morales no cambian dependiendo de nuestra opinión, su situación o sus preferencias personales. Están basadas en el carácter de Dios y debido a que Dios no cambia, estos conceptos morales tampoco cambian. Por lo tanto, siempre será equivocado mentir, robar, cometer adulterio y levantar falsos testimonios, pero no es así en la vaciedad moral del ateísmo debido a que esta moral se forma desde el aspecto subjetivo de la persona.

Entonces, si después de una crisis económica un hombre extraño y armado se le acerca en una calle oscura y Usted está llevando comida a su familia, ¿quién quisiera que fuese ese extraño? ¿Un Cristiano que piensa que robar es equivocado y que Dios está mirando? ¿O un ateo que ve una necesidad, le apunta con una pistola y el cual adapta su ética moral sólo a la circunstancia del momento?

¿Te gustó este artículo?

¡Suscríbete a nuestro feed RSS!

Comentarios (0) Trackbacks (0)

Aún no hay comentarios.


Leave a comment

Aún no hay trackbacks.