Existe Dios? Existencia de Dios: preguntas, argumentos y testimonios

13Nov/100

El ser necesario no puede ser la materia

(Ideas tomadas de Claude Tresmontant)

Me parece oportuno resumir unas ideas muy claras de Tresmontant[1]sobre la imposibilidad de que la materia ser el ser necesario.

Comenzaré con algunas consideraciones sobre el ser necesario, para después señalar tres razones por las que tal ser necesario no puede ser el Universo: Se trata del principio del Universo, de su evolución y de su fin.

Toma como punto de partida a Parménides para afirmar que «el ser no ha empezado», que existe desde siempre porque no procede de nada. Después afirma que esta verdad viene siendo aceptada desde hace 25 siglos. Después, entre otras cosas, afirma que los materialistas dicen que ese ser es «la materia». De este modo, como Parménides cuando habla del ser se refiere al Cosmos, podríamos decir de él que es el padre de los materialistas (así se expresa este autor).

Pero, ¿hay alguna razón que justifique que el Universo sea necesario? Veamos. Si el Universo tuvo un principio[2]no puede ser el ser, sino algún ser. Esto sería la ruina del materialismo. Y esto el materialismo lo sabe; siempre lo ha sabido. Por tal motivo el materialismo siempre defenderá la eternidad del Universo. Y desde que, en el siglo XX, los científicos establecieron que el Universo tenía principio los materialistas buscan con un tesón admirable argumentos para poder continuar manteniendo la eternidad del Universo.

Por otra parte el ser de Parménides «no puede experimentar cambio», ya que el ser absoluto no puede darse nada por cuanto que es absoluto. Luego si el Universo fuera el ser no podría experimentar cambio alguno. Aunque se discuta si el Universo tiene, o no, principio, lo que nadie discute es que «el Universo es un proceso evolutivo y genético. La historia de la naturaleza es una evolución dirigida. Luego el Universo no puede ser el ser absoluto.

Un Universo que tiene principio y que experimenta cambios no puede ser el ser necesario. Pero a esto hay que añadir que además tiene fin. Mientras que el ser necesario es incorruptible y no puede implicar fin; el Universo sí lo implica, por ello, si fuera el ser eterno ya estaría aniquilado, pero ahí está tendiendo a su final, pero sin haber llegado a él. Pero Carnot y Clasius descubrieron el segundo principio de la termodinámica, en virtud del cual si el Universo fuera eterno habría agotado la reserva de hidrógeno, lo que se llama la muerte térmica del Universo.

Los materialistas antes que rendirse ante estos argumentos se revuelven buscando como sea salvar la eternidad de la materia por eso algunos han llegado a decir que al universo se le administra nuevas cantidades de hidrógenos fresco (Gold, Bondi, Hoyle). Lo cual no deja de ser una afirmación gratuita, sin ningún fundamento científico y que, por lo menos por ahora, no pasa de ser ciencia ficción. De hecho la realidad no nos presenta ningún dispositivo regenerador.

[1]Cf. Tresmontant, C., Ciencias del Universo y problemas metafísicos. Herder. Barcelona 1978. pp. 28-40.

[2]Tresmontant apunta a la hipótesis de un principio del Universo en sintonía con la ciencia actual, pero admitiendo la posibilidad de que un día se demuestre otra cosa. No estoy de acuerdo con él porque en mi libro «la Huella de la Trinidad en el arjé de la Naturaleza” y en “Dios, un reto para la razón” abandonando el plano de la investigación científica y acudiendo al sentido común entiendo que demuestro que el Universo necesariamente ha tenido un principio.
.

¿Te gustó este artículo?

¡Suscríbete a nuestro feed RSS!

Comentarios (0) Trackbacks (0)

Aún no hay comentarios.


Leave a comment

Aún no hay trackbacks.