Existe Dios? Existencia de Dios: preguntas, argumentos y testimonios

13Nov/100

Limitaciones de la tercera vía de Santo Tomás

Esta vía, como el argumento ontológico, trata sobre la existencia del ser necesario, pero lo hace siguiendo otro camino, pues toma como punto de partida el ser contingente para concluir la existencia del ser necesario. Es tal su sencillez que se puede resumir diciendo que «si algo es, es porque existe un ser necesario». La existencia de algo necesario es aceptado por todos los filósofos, ya que si tal ser no existiera, alguna vez no hubo nada, y el no-ser es incapaz de causar nada.

Expone así el Aquinate este argumento:

La tercera vía se deduce de lo posible y de lo necesario. Y dice: Encontramos que las cosas pueden existir o no existir, pues pueden ser producidas o destruidas, y consecuentemente es posible que existan o que no existan. Es imposible que las cosas sometidas a tal posibilidad existan siempre, pues lo que lleva en sí mismo la posibilidad de no existir, hubo un tiempo en que nada existió. Pero si esto es verdad, tampoco ahora existiría nada, puesto que lo que no existe no empieza a existir más que por algo que ya existe. Si, pues, nada existía, es imposible que algo empezara a existir; en consecuencia, nada existiría; y esto es absolutamente falso. Luego no todos los seres son sólo posibilidad; sino que es preciso algún ser necesario. Todo ser necesario encuentra su necesidad en otro o no la tiene. Por otra parte, no es posible que en los seres necesarios se busque la causa de su necesidad llevando este proceder indefinidamente, como quedó probado al tratar de las causas eficientes (núm. 2). Por lo tanto, es preciso admitir algo que sea absolutamente necesario, cuya causa de necesidad no esté en otro, sino que él sea causa de la necesidad de los demás. Todos le dicen Dios (Sto Tomás de Aquino, Summa Theologica, I, q 2, a.3. BAC. Madrid 1988, p. 112).

A ese ser necesario por sí mismo le llamamos Dios, luego Dios existe.

Si nos atenemos al argumento, tal como se expone en esta vía, parece no concluir correctamente. Ciertamente demuestra que tiene que haber un ser necesario, esto es indudable, pero lo que no queda claro es que tenga que ser Dios. Los materialistas también están de acuerdo que existe el ser necesario, pero afirman que lo es «la materia eterna» en su constante devenir. Por todo ello entiendo que tal como está formulado este argumento en la Suma Teológica de Tomás de Aquino no concluye. No digo que este modo de argumentar no sea válido, pero entiendo que la formulación citada no es suficiente.

Dos sugerencias:

1. Puede servir para completar este argumento mi formulación del mismo partiendo de " la idea de ser".

2. También puede servir el artículo en el que comento textos de Tresmontant en los que parte de datos de la ciencia para demostrar que la materia no puede ser el ser necesario.
.

¿Te gustó este artículo?

¡Suscríbete a nuestro feed RSS!

Comentarios (0) Trackbacks (0)

Aún no hay comentarios.


Leave a comment

Aún no hay trackbacks.