Existe Dios? Existencia de Dios: preguntas, argumentos y testimonios

9Jul/110

Nada

¿Alguna vez has pensado en el principio? Te preguntas, ¿qué es eso? Tú sabes - lo que sea que apareció primero. O lo que sea que estaba aquí primero, en el primer momento del tiempo. ¿Alguna vez te has exprimido el cerebro pensando en eso?

Espera un minuto, dices, ¿acaso no es posible que en el principio no había nada? ¿Acaso no es posible que hace millones y millones de años no había nada en absoluto?

Esa, sin duda, es una teoría a considerar. Así que considerémosla - pero primero por medio de una analogía.

Digamos que tienes un cuarto muy grande. Está completamente cubierto y es del tamaño de un campo de fútbol. Está cerrado permanentemente, no tiene puertas ni ventanas y no hay hoyos en sus paredes.

Adentro del cuarto hay...nada. No hay absolutamente nada. Ni una partícula de nada. Nada de aire. Nada de polvo. Nada de luz. Es un cuarto sellado y completamente oscuro por dentro. Luego, ¿qué pasa?

Bueno, digamos que tu meta es introducir algo - cualquier cosa - adentro del cuarto. Pero las reglas son: No puedes usar nada que esté afuera del cuarto para lograrlo. Entonces, ¿qué haces?

Bueno, tú piensas:" ¿qué tal si trato de crear una chispa adentro del cuarto?" Entonces el cuarto tendría luz, aunque fuera por un momento. Eso calificaría como algo. Sí, pero tú estas afuera del cuarto. Así que eso no está permitido.

Pero, tú dices: "¿qué tal si pudiera tele transportar algo adentro del cuarto, como en Star Trek?" Otra vez, eso no está permitido porque estarías usando cosas que están afuera del cuarto.

Aquí está el dilema otra vez: tienes que meter algo al cuarto usando sólo lo que está adentro del cuarto. Y en este caso, no hay nada adentro del cuarto.

Bueno, tú dices: "quizás una pequeña partícula de algo aparecerá en el cuarto si se le da el tiempo suficiente."

Hay tres problemas con esta teoría. Primero, el tiempo por si solo no hace nada. Las cosas ocurren a través del tiempo, pero no es el tiempo lo que las hace ocurrir. Por ejemplo, si tú esperas 15 minutos para que se horneen unas galletas, lo que las hornea no son los 15 minutos sino el calor en el horno. Si tú las dejas en una mesa por 15 minutos no se van a hornear.

En nuestra analogía, tenemos un cuarto completamente sellado sin nada adentro. El hecho de simplemente esperar 15 minutos no va a cambiar la situación. Bueno, dices tú, ¿qué tal si esperamos varios siglos? Varios siglos son simplemente un montón de segmentos de 15 minutos juntos. ¿Si tú esperaras varios siglos con tus galletas en la mesa, varios siglos las hornearían?

El segundo problema es este: ¿Por qué habría de "aparecer" algo adentro del cuarto vacío? Necesitaría una razón que justificara su existencia. Pero no hay nada en absoluto adentro del cuarto. No habría nada adentro del cuarto que ocasionará que algo apareciera (además, la razón debe venir de adentro del cuarto.)

Bueno, dices tú, ¿qué tal una muy pequeña partícula de algo? ¿No tendría eso una mayor probabilidad de materializarse adentro del cuarto que algo más grande como, por ejemplo, una pelota de fútbol?

Eso nos lleva al tercer problema: tamaño. Como el tiempo, el tamaño es abstracto. Es relativo. Supongamos que tienes tres pelotas de béisbol. Todas de diferente tamaño. Una mide cuatro metros de ancho, otra 2 metros de ancho y otra es de tamaño normal. ¿Cuál de todas es más probable que se materialice adentro del cuarto?

¿La pelota de béisbol de tamaño normal? ¡No! Todas tienen la misma probabilidad de materializarse. El tamaño no importaría. No se trata del tamaño. Se trata de ver si cualquier pelota de béisbol de cualquier tamaño puede o no simplemente "aparecer" adentro de nuestro cuarto vacío y sellado.

Si piensas que la pelota de béisbol más chica no puede simplemente aparecer adentro del cuarto, sin importar cuánto tiempo pase. Entonces debes concluir lo mismo para un átomo. No se trata del tamaño. ¡La probabilidad de que se materialice una pequeña partícula sin una causa y de que se materialice un refrigerador sin una causa es la misma!

Ahora vamos a extender más nuestra analogía. Vamos a tomar nuestro cuarto grande y oscuro, y le vamos a quitar sus paredes. Luego vamos a extender el cuarto infinitamente en todas direcciones. Ahora no hay nada afuera del cuarto porque el cuarto es todo lo que hay. Punto.

Este cuarto oscuro e infinito no tiene luz, ni polvo, ni partículas de ningún tipo, ni aire, ni elementos, ni moléculas. Es totalmente nada. De hecho, lo podemos nombrar Absolutamente Nada.

Así que aquí está la pregunta: Si originalmente - hace millones y millones de años - había Absolutamente Nada, ¿Acaso no habría Absolutamente Nada ahora también?

Sí. Pues algo - no importa lo pequeño que sea - no puede venir de Absolutamente Nada. Todavía tendríamos Absolutamente Nada.

¿Qué nos dice eso? Que Absolutamente Nada nunca existió. ¿Por qué? ¡Porque si Absolutamente Nada existió, todavía habría Absolutamente Nada!

Si alguna vez existió Absolutamente Nada, no hubiera habido nada aparte que causara la existencia de algo.

De nuevo, si alguna vez existió Absolutamente Nada, todavía habría Absolutamente Nada.

Sin embargo, algo existe. De hecho, muchas cosas existen. Tú, por ejemplo, eres algo que existe, un algo muy importante. Entonces, tú eres prueba de que Absolutamente Nada nunca existió.

Ahora, si Absolutamente Nada no existió, eso significa que siempre hubo un tiempo donde por lo menos Algo existió. ¿Qué existió?

¿Fue una cosa o muchas cosas? ¿Fue un átomo? ¿Una partícula? ¿Una molécula? ¿Una pelota de fútbol? ¿Una pelota de béisbol mutante? ¿Un refrigerador? ¿Algunas galletas?

¿Te gustó este artículo?

¡Suscríbete a nuestro feed RSS!

Comentarios (0) Trackbacks (0)

Aún no hay comentarios.


Leave a comment

Aún no hay trackbacks.