Existe Dios? Existencia de Dios: preguntas, argumentos y testimonios

9Jul/110

Quién2

(Nota: esta es la última parte de una serie que empezó con Nada, fue seguida por Algo y después continuó con Quién.)

Los puntos principales que tenemos hasta ahora son:

(1) Absolutamente Nada nunca existió. Si hubiera existido, todavía tendríamos Absolutamente Nada. Pero existe Algo Más. Tú, por ejemplo.

(2) Debido a que nunca existió Absolutamente Nada, siempre hubo un tiempo en el cual había algo en existencia. A este algo le podemos llamar el Algo Eterno. El Algo Eterno no tiene principio y no tiene fin, no tiene necesidades que él mismo no pueda suplir, él puede hacer todo lo que sea posible y siempre será superior a cualquier cosa que él produzca.

(3) El Algo Eterno no es una máquina programada o controlada por una fuerza externa a él mismo. Debido a que no tiene necesidades, él no produce nada por necesidad. Así que si produce Algo Más, debe decidir hacerlo. Esto significa que el Algo Eterno tiene voluntad; por consiguiente es personal. Así que el Algo Eterno debe ser un Alguien Eterno (o Eternos.)

Continuando, más allá de lo que ya hemos establecido, ¿qué podemos discernir acerca del Alguien Eterno? (Es necesario cambiar "Algo" por "El" o "Ella" porque el Algo Eterno es un Alguien Eterno. Hemos escogido "El" pero el género no es un tema a tratar aquí.)

Ya que el Alguien Eterno no tiene necesidades que Él no pueda suplir por sí mismo, Él puede existir sin la necesidad de cualquier tipo de medio ambiente, pues Él existió cuando no había nada más que Él. Cualquier medio ambiente sería externo a Él, y por lo tanto tendría que ser producido. Pero todo lo que hay es Él.

Es probable que el Alguien Eterno es trascendente. Queriendo decir que Él puede existir afuera del tiempo y del espacio porque no está atado a ninguno de ellos. Él existe eternamente, por lo tanto está afuera del tiempo. Y Él existe sin la necesidad de un medio ambiente, por lo tanto está afuera del espacio.

Al trascender al espacio y al tiempo, es posible que el Alguien Eterno es lo que llamaríamos invisible. Solamente lo que ocupa espacio es visible. Si algo está afuera del espacio, ¿cómo podría ser visto? Justo así, el Alguien Eterno es probablemente invisible y puede existir sin la necesidad de algún tipo de cuerpo o forma.

Para beneficio de nuestro argumento, digamos que el Alguien Eterno decide producir Algo Más - o más bien, Alguien Más. El Alguien Eterno escoge producir Alguien Más que se parezca a Él en algunas formas. Como Él, Alguien Más tendrá una auto-conciencia, la cual es un aspecto necesario para tener voluntad. Así que el Alguien Más es un ser y tiene una voluntad.

¿Qué podemos determinar de este Alguien Más? ¿Estará este Alguien Más afuera del tiempo? No, el Alguien Más no habrá existido eternamente. El Alguien Más tendrá un principio y por lo tanto estará atado al tiempo.

Recuerda que todo lo que el Alguien Eterno produzca será inferior con respecto al tiempo y al espacio. Esto es completamente inevitable. Aún si el Alguien Más fuera a existir para siempre en el futuro, él todavía tendría un principio en el tiempo. De hecho, su línea de tiempo cabría dentro de la línea de tiempo [infinita] del Alguien Eterno.

¿Qué pasa con el espacio? ¿Estará atado al espacio el Alguien Más? Sí. Sólo el Alguien Eterno puede existir sin ningún tipo de medio ambiente. El Alguien Más necesitará un medio ambiente en el cual existir, ¿pero cuál? Piensa en el espacio como el tiempo. El Alguien Más existe dentro de la línea de tiempo del Alguien Eterno. En una manera similar, el Alguien Más existirá dentro de la "línea de espacio" del Alguien Eterno.

El Alguien Eterno trasciende al espacio. Por tanto, así como Él está en todas partes en el tiempo, Él también está en todas partes en el espacio. Así que cuando el Alguien Más es producido, él existirá dentro del tiempo y espacio del Alguien Eterno. ¡El Alguien Eterno es el medio ambiente en el cual existirá el Alguien Más!

Así que ahora tenemos al Alguien Más, y el Alguien Eterno existe en todo su alrededor. Pero hay un problema. Él no puede ver al Alguien Eterno porque el Alguien Eterno trasciende al espacio. Él no ocupa ninguna parte de espacio porque Él es todo el espacio. Para verlo, uno tendría que poder ver todo el tiempo y todo el espacio. Imposible.

Así que el Alguien Más no puede detectar al Alguien Eterno. ¿Entonces qué debe hacer el Alguien Eterno si quiere ser detectado por el Alguien Más? Él debe "no trascender." Algún tipo de no-trascendencia es esencial. ¿Es posible esto? Sí.

Recuerda que el Alguien Eterno puede hacer todo lo que sea posible. Sí sería posible para Él hacerse capaz de ser detectado por el Alguien Más, es decir, "no trascender." ¿Cómo?

Nosotros detectamos la presencia de otro en nuestro mundo a través de la vista, el olfato, el tacto, el gusto y el oído. Si el Alguien Eterno da la habilidad de ver o escuchar al Alguien Más, entonces el Alguien Eterno puede (1) aparecer en forma visible, (2) hablarle al Alguien Más o (3) hacer ambas cosas simultáneamente. Estas serían formas de no trascender para que el Alguien Más pueda detectar al Alguien Eterno.

Recuerda, el Alguien Más es producido. Por lo tanto, el Alguien Más está atado al tiempo y al espacio. Cualquiera que sea su composición (naturaleza), será detectada en el tiempo y espacio. Entonces, todo lo que tiene que hacer el Alguien Eterno es asumir la forma que Él le da al Alguien Más. Esa es una forma de hacerse posible de detectar.

Pero aquí hay una pregunta: ¿si el Alguien Eterno deja de trascender para ser detectado, es eso la totalidad del Alguien Eterno? ¡No! Habría más de Él que no habría dado a conocer. Aunque Él pueda divulgar mucho acerca de si mismo, la totalidad de Él - es decir, Él mismo en Su trascendencia - no podría ser conocida o entendida completamente por el Alguien Más.

Interesantemente, el escenario descrito arriba es exactamente lo que vemos en la Biblia. Nosotros somos como el Alguien Más. Estamos atados al tiempo y al espacio. Sin embargo, Dios es el Alguien Eterno. Y Él "no trascendió" en la persona de Jesucristo. Para averiguar más, ve abajo...

1. Dios es el Alguien Eterno. Él siempre ha existido y lo continuará haciendo.

Desde antes que nacieran los montes y que crearas la tierra y el mundo, desde los tiempos antiguos y hasta los tiempos postreros, tú eres Dios. (Salmos 90.2)

¿Acaso no lo sabes? ¿Acaso no te has enterado? El SEÑOR es el Dios eterno, creador de los confines de la tierra. No se cansa ni se fatiga, y su inteligencia es insondable. (Isaías 40.28)

"Así dice el SEÑOR, el SEÑOR Todopoderoso, rey y redentor de Israel: Yo soy el primero y el último; fuera de mí no hay otro dios." (Isaías 44.6)

Pero el SEÑOR es el Dios verdadero, el Dios viviente, el Rey eterno. (Jeremías 10.10)

Jesús les contestó: "Ciertamente les aseguro que, antes de que Abraham naciera, ¡yo soy!" (Juan 8.58)

Jesucristo es el mismo ayer, hoy y siempre. (Hebreos 13.8)

"Yo soy el Alfa y la Omega - dice el Señor Dios - el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso." (Apocalipsis 1.8)

"Yo soy el Alfa y la Omega, el Primero y el Último, el Principio y el Fin." (Apocalipsis 22.13)

2. Dios es invisible.

A Dios nadie lo ha visto nunca; el Hijo único, que es Dios y que vive en unión íntima con el Padre, nos lo ha dado a conocer. (Juan 1.18)

Dios es espíritu. (Juan 4.24)

Por tanto, al Rey eterno, inmortal, invisible, al único Dios, sea honor y gloria por los siglos de los siglos. (1 Timoteo 1.17)

Dios, el único y bendito Soberano, Rey de reyes y Señor de señores, el único inmortal, que vive en luz inaccesible, a quien nadie ha visto ni puede ver. (1 Timoteo 6.15-16)

3. En un sentido, nosotros existimos dentro de Dios porque Dios está en todas partes. Sin embargo, Dios sigue siendo diferente a nosotros.

¿Adónde podría alejarme de tu Espíritu? ¿Adónde podría huir de tu presencia? Si subiera al cielo, allí estás tú; si tendiera mi lecho en el fondo del abismo, también estás allí. (Salmos 139.7-8)

"El Dios que hizo el mundo y todo lo que hay en él es Señor del cielo y de la tierra. No vive en templos construidos por hombres, ni se deja servir por manos humanas, como si necesitara de algo. Por el contrario, él es quien da a todos la vida, el aliento y todas las cosas. De un solo hombre hizo todas las naciones para que habitaran toda la tierra; y determinó los períodos de su historia y las fronteras de sus territorios. Esto lo hizo Dios para que todos lo busquen y, aunque sea a tientas, lo encuentren. En verdad, él no está lejos de ninguno de nosotros, 'puesto que en él vivimos, nos movemos y existimos.'" (Hechos 17.24-28)

4. Dios puede hacer todo lo que sea posible.

¿Acaso hay algo imposible para el SEÑOR? (Génesis 18.14)

Nuestro Dios está en los cielos y puede hacer lo que le parezca. (Salmos 115.3)

"Yo soy Dios, y no hay nadie igual a mí. Yo anuncio el fin desde el principio; desde los tiempos antiguos, lo que está por venir. Yo digo: mi propósito se cumplirá, y haré todo lo que deseo." (Isaías 46.10)

"Mas para Dios todo es posible." (Mateo 19.26)

"Porque para Dios no hay nada imposible." (Lucas 1.37)

5. Es posible para Dios "no trascender." Él se puede revelar a sí mismo tomando una forma humana.

En el principio ya existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios... Y el Verbo se hizo hombre y habitó entre nosotros. (Juan 1.1, 1.14)

Lo que ha sido desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros propios ojos, lo que hemos contemplado, lo que hemos tocado con las manos, esto les anunciamos respecto al Verbo que es vida. Esta vida se manifestó. Nosotros la hemos visto y damos testimonio de ella, y les anunciamos a ustedes la vida eterna que estaba con el Padre y que se nos ha manifestado. (1 Juan 1.1-2)

Él [Jesucristo] es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación, porque por medio de él fueron creadas todas las cosas en el cielo y en la tierra, visibles e invisibles, sean tronos, poderes, principados o autoridades: todo ha sido creado por medio de él y para él. (Colosenses 1.15-16)

El Hijo es el resplandor de la gloria de Dios, la fiel imagen de lo que él es. (Hebreos 1.3)

La actitud de ustedes debe ser como la de Cristo Jesús, quien, siendo por naturaleza Dios, no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse. Por el contrario, se rebajó voluntariamente, tomando la naturaleza de siervo y haciéndose semejante a los seres humanos. Y al manifestarse como hombre, se humilló a sí mismo y se hizo obediente hasta la muerte, ¡y muerte de cruz! (Filipenses 2.5)

6. Cuando Dios "no trasciende", esto no es todo Él, y sin embargo sigue siendo Él.

"El Padre es más grande que yo." (Juan 14.28)

"El Padre y yo somos uno." (Juan 10.30)

"El que me ha visto a mí, ha visto al Padre." (Juan 14.9)

¿Te gustó este artículo?

¡Suscríbete a nuestro feed RSS!

Comentarios (0) Trackbacks (0)

Aún no hay comentarios.


Leave a comment

Aún no hay trackbacks.